Vino y Arte Delivery; experiencias a la puerta de tu casa.

Inicio  /  Vino y Arte Delivery; experiencias a la puerta de tu casa.
Vino y Arte Delivery; experiencias a la puerta de tu casa.

Muchas son las recomendaciones que podemos encontrar en el cyber espacio, sin embargo, ninguna es tan placentera como las que podemos disfrutar en compañía de sabores y olores que resalten aún más nuestra experiencia. En Wine Insider hemos venido hablando sobre esto y hemos hecho algunas recomendaciones que podemos aprovechar estando en casa durante la cuarentena, pero siendo muy insistentes respecto al maridaje adecuado de estas actividades; el vino.

Y es que el vino es un excelente acompañante no solo para nuestras comidas o reuniones, también lo es cuando estamos solos en casa y disfrutamos de un rico vino mientras escuchamos una estupenda ópera, un concierto, o vemos una espléndida obra de ballet tal como si lo pidiéramos delivery, ¿te suena raro? La verdad no lo es tanto, pues esta es una de las opciones que nos ofrece el Teatro Municipal de Santiago, éste puso a disposición de todos, una completa programación semanal de sus actividades en su portal web y puedes encontrarlo como MUNICIPAL DELIVERY  si, arte a la puerta de tu casa.

Esta iniciativa nos llamó muchísimo la atención porque comparte el principio mismo de lo que originó Sunset Wine Store. Recordemos que Sunset Wine inició en septiembre de 2019 como una fiesta para homenajear el vino chileno y que ahora quisimos extender a tu casa para que nada nos impida seguir disfrutando de nuestros vinos, seguimos festejando el vino y lo llevamos hasta la puerta de tu casa tal como el Teatro Municipal nos lleva arte delivery, ambas opciones nos dan un panorama de placer; por un lado tenemos una excelente programación diaria para alimentar nuestros sentidos de la vista y oído, y por el otro, nuestro Store te ofrece opciones diversas para maridar y dar placer a nuestros sentidos del olfato y gusto, todo unido para dar paso a una experiencia sensorial completa.

Definitivamente no hay mejor maridaje que el vino y el arte