JAZZ Y COMIDA, un dúo muy sabroso.

Inicio  /  JAZZ Y COMIDA, un dúo muy sabroso.
JAZZ Y COMIDA, un dúo muy sabroso.

En 2011 la UNESCO anunció en París el 30 de abril como el Día Internacional del Jazz, una celebración a la que se unieron doscientos países para sensibilizar a todas las personas de los beneficios de este estilo musical inigualable que ha enamorado a todas las culturas, religiones y razas desde su nacimiento en Luisiana a finales del siglo XIX. 

Un género musical considerado como el más óptimo para unir sociedades, romper barreras y fomentar la igualdad, de modo que los organismos oficiales evocan constantemente al jazz como motor de paz, una manera de expresarse libremente rompiendo barreras y fomentando la tolerancia, reduciendo tensiones culturales y promoviendo la innovación y creatividad.

Y, aprovechando la cercanía del Día Internacional del Jazz, Sunset Wine Store — te invita a experimentar una cita jazzística, acompañada de una propuesta gastronómica—, hemos querido compartir una serie de claves para disfrutar de este estilo musical como un auténtico experto.

El jazz estimula. Sea nuestro género favorito o no, conviene saber que el jazz puede ayudar a reducir nuestros niveles de estrés y agilizar la memoria. Su historia, ligada a la esclavitud, consigue conectar con la parte más emocional de cualquier oyente. La técnica innegable, que debe ir ligada a la magia de la improvisación de cada músico consigue, también, estimular no solo a quien hace crear estas melodías, sino a quien lo escucha.

Imprescindible para la música actual. No importa qué género esté de moda o sea el más aclamado. Los artistas más reconocidos cuentan, en sus discos, en sus directos y entre su equipo, con músicos con maestría en el género jazzístico. El pop, el rock, e incluso el rap o el hip hop tienen influencia de este estilo, y los cantantes también improvisan y disfrutan haciéndolo.

El jazz ‘sazona’ la comida. Comer a ritmo de jazz es una experiencia mucho más placentera para los sentidos de lo que uno puede imaginar. El psicólogo Charles Spence realizó un estudio en Oxford para analizar los estímulos que recibimos con la comida. La conclusión fue que, con el jazz, el sushi o la cocina vanguardista que mezcla distintas técnicas culinarias y une diferentes sabores en un solo bocado, trasladan al individuo a un viaje sensorial más allá de la simple experiencia gastronómica o de los acordes emitidos por una pieza de jazz.

En Santiago podemos encontrar varios restaurantes que ofrecen esta maravillosa combinación con una gran carta de vinos para deleitar tu paladar.

Mientras, te invitamos a estimular tus sentidos con nuestro top 10 de la semana en Spotify (visita nuestro maridaje sonoro de la semana), y sigue nuestra recomendación gourmet de la semana cocinando en pareja o para ti una rica Mechada al jugo y Puré rustico Ecook (la encuentras en lo más gourmet), marídalo con uno de nuestros estrenos en Sunset Wine Store, RockWine Gran Reserva Cabernet Sauvignon.